Connect with us

Hi, what are you looking for?

North America

En Canadá, aumenta la oposición a la expansión de la Asistencia Médica para Morir

Opponents of euthanasia and assisted suicide are pictured in a file photo staging a “die-in” following a rally on Parliament Hill in Ottawa, Ontario, as the Senate began debate on Bill C-41 to legalize doctor-assisted suicide, which became law in 2016. The Canadian House of Commons passed a bill Feb. 15, 2023, to delay by a year extending eligibility for aid in dying to individuals solely afflicted with a mental illness. (CNS photo/Art Babych)

(Read in English)

Por Quinton Amundson

(OSV News) — El esfuerzo legislativo para retrasar por un año la ampliación de la elegibilidad de Asistencia Médica para Morir (MAiD) a personas que únicamente padecen una enfermedad mental está avanzando, pero hay señales de que los canadienses no se sienten cómodos con seguir adelante.

El proyecto de ley C-39 fue aprobado por la Cámara de los Comunes el 15 de febrero y un día después fue leído por primera vez en las cámaras del Senado. Pero los datos de las encuestas publicados conjuntamente por el Instituto Angus Reid y el grupo de expertos no partidista Cardus dos días antes de la votación muestran que los canadienses tienen temores de que el gobierno federal proceda con un plan para ampliar el acceso al suicidio asistido.

Entre los 1.816 canadienses encuestados, solo el 31% apoya MAiD para las personas con una enfermedad mental. El 51% de los participantes se opuso a la idea y el 18% (327) respondió “no estoy seguro/no puedo decirlo”.

Rebecca Vachon, directora del programa de salud de Cardus, un grupo de expertos de pensamiento social cristiano, caracterizó estos resultados como una “llamada a despertar” para el Ministro de Justicia y Fiscal General David Lametti.

“El ministro debe dejar de expandir el suicidio médicamente asistido a las personas que padecen enfermedades mentales”, dijo Vachon a The Catholic Register, con sede en Toronto. “El gobierno debería trabajar para garantizar que los canadienses puedan acceder a todos los servicios sociales y de salud mental que necesitan antes incluso de considerar la posibilidad de expansión”.

A nivel provincial, la oposición a MAiD supera el umbral del 50% en todas las provincias excepto en Quebec (43% en contra, 36% a favor).

El parlamentario Ed Fast, del Partido Conservador, considera “providencial” que el proyecto de ley privado C-314, que pide el abandono permanente de impulsar MAiD para enfermos mentales, haya sido leído por primera vez el 10 de febrero, en medio del creciente impulso anti-MAiD.

Fast, exministro de comercio internacional en el gobierno conservador anterior, dijo que el gobierno federal debería prestar mucha atención a los sentimientos del público.

“Mi mensaje para el gobierno es que, contrariamente a las afirmaciones del ministro de justicia de que existe un amplio consenso de apoyo para expandir MAiD a los enfermos mentales, en realidad es todo lo contrario”, dijo. “Existe una oposición abrumadora, no a MAiD en sí, sino a la expansión de MAiD a poblaciones vulnerables como los enfermos mentales. No hay consenso para avanzar en este momento”.

Los datos de Angus Reid y Cardus demuestran el punto de Fast de que se mantiene el apoyo a la ley MAiD original en 2016 (56%) y la expansión de 2021 que eliminó el requisito de “previsibilidad razonable de la muerte natural” (61%).

Fast dijo que le gustaría que los canadienses “hagan oír su voz” comunicándose con su miembro del parlamento para afirmar que el gobierno “ha ido demasiado lejos y demasiado rápido”. Citó las recomendaciones entregadas en un informe del Comité Conjunto Especial sobre Asistencia Médica para Morir el 15 de febrero, que incluía hacer que el procedimiento fuera admisible para menores, como producto de este tipo de pensamiento de “demasiado lejos y demasiado rápido”.

“Esta bola de nieve está cobrando fuerza y ??mi proyecto de ley le da al gobierno, a los parlamentarios y a los canadienses la oportunidad de hacer una pausa, reflexionar y considerar hacia dónde vamos con MAiD”.

Entre las preocupaciones que la gente expresó sobre el futuro está el uso creciente de MAiD, que impacta negativamente en la solidez de los servicios sociales canadienses y disminuye la calidad de los cuidados paliativos en el futuro.
Ray Pennings, cofundador y vicepresidente ejecutivo de Cardus, dijo que el gobierno debería abordar estas inquietudes con acción.

“Cuando el 55% de los canadienses se preocupan de que el suicidio médicamente asistido reemplace a los servicios sociales, y un número significativo teme que desplace a los cuidados paliativos, significa que el gobierno tiene mucha tarea por hacer”, dijo Pennings al Catholic Register.

“El gobierno debería mejorar las salvaguardas para los canadienses vulnerables, hacer de los cuidados paliativos un servicio de salud universalmente disponible y mejorar la capacitación en cuidados paliativos a nivel nacional”.
Pero renovar una cultura de la vida requiere mayores esfuerzos por parte de otras entidades sociales, subrayó Pennings. Dijo que la Iglesia, en particular, debe dar un paso al frente.

“Las comunidades de la Iglesia han sido relativamente analfabetas en la medida en que MAiD se ha expandido en los últimos siete años. No es un tema en el que mucha gente esté pensando”, advirtió.

Quinton Amundson es escritor de The Catholic Register en Toronto.

You May Also Like

National

By Karla Fierro DETROIT (OSV News) — Nicole Duque, 23, has always desired to become a mother. She was born and raised in the...

National

By Linda Reeves MIAMI (OSV News) — Divine intervention may be the only explanation for how two college teammates graduated, ventured off on different...

National

ROLLING FORK, Miss. (OSV News) — No less than 23 people have been killed after at least one powerful tornado tore through rural Mississippi...

National

BETHESDA, Md. (OSV News) — Archbishop Timothy P. Broglio of the U.S. Archdiocese for Military Services has called a decision by a U.S. military...